Agrupación de la Santísima Virgen. Cofradía California

Top of Page
Menu

Historia de las Imágenes.

HISTORIA DE LA IMAGEN DE LA SANTISIMA VIRGEN DEL PRIMER DOLOR

Al fundarse la Cofradía California en 1.747, los Curiales y Escribanos de la ciudad se comprometieron a escoltar en procesión a la imagen de la Santísima Virgen en número de 200, quedando constituida como subcofradía en el seno de la Hermandad del Prendimiento, comprometiéndose a sacarla en hombros los embaladores de aduanas, haciéndose finalmente cargo de la imagen éstos últimos.

A los ocho años de la fundación de la cofradía se crea la primera agrupación en un cabildo celebrado el 7 de Julio de 1.750. El número de Escribanos de Cartagena pide su admisión y con ellos se forma el primer Cuerpo de Cofradía, que tiene por misión fundamental, según rezan las condiciones por las que solicitaron el ingreso "acompañar en la Procesión del Miércoles Santo a la Soberana Imagen de Nuestra Señora en el Primer Dolor", obra del escultor Juan Porcel, totalmente de talla, habiendo de concurrir con "quarenta hachas" (Lib.Cab. 6 julio 1755).

En el cabildo celebrado el 5 de Julio de 1.750 se acordaba por unanimidad " que se haga una imagen de Nuestra Señora con manos y pies y cabeza del modelo que se le dará al Maestro Salzillo y será del cuidado de los Mayordomos el tratar de su coste y practicar las demás diligencias necesarias". La imagen anterior era de talla y pasó al oratorio particular de D. Felipe de la Peña.

El imaginero entregó su obra en la Cuaresma de 1.753 y fue abonado el importe de la misma, 348 reales, por los embaladores de Aduana, quienes tenían la primicia de llevar el trono a hombros en la procesión del Miércoles Santo. La figura carecía de aparatosidad, con una serenidad en ese rostro de dolor callado y contenido donde la expresión se mostraba sabiamente en el éxtasis de la mirada, se trataría de una exclusiva no repetida posteriormente.

El 6 de Julio de 1.755 y en cabildo celebrado por los cofrades se leyó un memorial en estos términos:

" Los Hermanos Benito Roche y Leandro Calatayud, han agenciado por sí 6.686 reales de vellón y 15 maravedís, con su arbitrio de limosna para María Santísima del Primer Dolor, y que dicha cantidad la han expedido en ropas y alaxas para vestir la Santa Imagen y existen en la Cofradía, que lo son y el importe de cada una, es como sigue:

- Por la cabeza y manos de la Santa Imagen pagaron 384 reales.

- Por conducirla a esta ciudad 15 reales.

- Por el manto de griceta azul 326 reales.

- Por la túnica de tafetán encarnado 75 reales.

- Por las andas, horquillas y barras 166 reales.

- Por una toca 36 reales.

- Por la corona y espada de hoja de lata 45 reales.

- Por los mangotes y botones 12 reales.

- Por las costuras de mantos y túnicas 20 reales.

- Por dos pares de manteles de mesa de altar 72 reales.

- Por componer la Virgen, al pintor, 41 reales.

- Por corona y espada de plata, 577 reales y 18 maravedís.

- Por el manto de terciopelo azul 369 reales y 17 maravedís.

- Por la túnica de terciopelo, 512 reales y 17 maravedís.

- Por el forro de ruán para el vestido, 96 reales y 12 maravedís.

- Por las costuras de dicho vestido, 20 reales.

- Por la toca con estrellas de oro, 127 reales.

- Por el cíngulo labrado de oro y plata, 62 reales.

- Por la andas de talla y dorarlas, 1.700 reales.

- Por 29 onzas y 15 adarmes de galón de oro, 1.215 reales.

- Por vara y media de cinta de Italia, 5 reales.

- Por 12 ramos de seda, 12 candeleros plateados y pies de ramos, 376 reales.

- Por los mangotes de tisú y botones brillantes 77 reales.

TOTAL: 3.686 REALES Y 15 MARAVEDÍS."

La imagen, las vestimentas de terciopelo, la corona y la espada fueron costeadas por los embaladores de aduanas. Fue elegida primera camarera de la imagen Dña. Juana Cano.

Esta primitiva agrupación corría con los gastos de la salida de la Virgen en la procesión california. Realizaría un trono para la imagen recientemente tallada por Salzillo, así como el estandarte y todas las demás alhajas necesarias.

virgen1

Stma. Virgen del Primer Dolor.

( Francisco Salzillo.)

Esta maravillosa imagen, dada su inspirada concepción, pronto gozó de fama y veneración, viniendo hasta nuestros días a ser el centro de la delicadeza de la Cofradía.

La Hermandad obtiene licencia del Vicario General del Obispado de Cartagena “ ...para fabricar altar y capilla y colocar en ella la imagen de María Santísima en el Primer Dolor...”
( Lib. Cab. 4 marzo de 1759), erigida junto a la del Prendimiento, en el templo de Sta. María de Gracia, merced a la ayuda y colaboración del entonces Hermano Mayor Conde de Ricla, Gobernador Militar de la Plaza, y de D. Juan Bretau, la cual se inició en 1.759 y fue terminada en 1.784.

(Esta Capilla fue conocida después por la de la Santísima Trinidad y en la actualidad por la del Sagrado Corazón). Dicha Capilla, por vicisitudes económicas fue vendida en 1.798 a la Iglesia en 55.000 reales de vellón, pasando la Imagen a la actual del Prendimiento.

En el año 1763, los calafates del Real Arsenal piden que se les admitan como hermanos de la Cofradía para igualmente”... excitar su devoción acompañando en la procesión a la Virgen Nuestra Señora en su Primer Dolor”. ( Lib. Cab. 23 mayo 1763). Y durante los años 1778-1780 varios hermanos “hicieron treinta y siete comedias para con su producto coadyuvar a la obra de María Santísima del Primer Dolor en su capilla”.
(Lib.Cab. 23 mayo 1778-1780).

Después de la contienda civil, en 1.940, se impone la reconstrucción del acervo destruido que no era poco.

Hacía falta una imagen de la Virgen para procesionarla en la procesión del Miércoles Santo de 1.940. Para la ocasión se restaura, por orden del entonces Hermano-Mayor D. Juan Moreno Rebollo, una antigua imagen de María Magdalena, que de rodillas, abrazada a una cruz, debió figurar en algún grupo desconocido.

En 1.941 el Hermano mayor, Marqués de Fuente el Sol, cedió de su capilla particular una imagen de la Dolorosa, copia de la de Salzillo de Murcia, tallada por Sánchez Lozano en los comienzos de su carrera, y que fue acoplada a la devanadera confeccionada el año anterior; bien entendido que esto sería algo provisional hasta que la Cofradía encontrara un escultor capaz de satisfacer sus deseos. Esta imagen salió también en 1.942.

virgen2

Finalizada la Semana Santa de 1.942 llegó el momento de tomar la decisión para adquirir la imagen definitiva lo que ocasionó las inevitables polémicas. Se quería conseguir una copia que recordara a la desaparecida de Salzillo, a lo que se opuso la Mesa de la Cofradía por considerar que carecería de valor artístico, ante esto algunos hermanos de la Agrupación de la Virgen decidieron por su cuenta encargar la imagen a Sánchez Lozano ante la esperanza por el manifestada de intentar la reproducción de la antigua. Se realizaron distintas composiciones fotográficas que de nada sirvieron ya que el Hermano mayor, haciendo uso de su autoridad, había realizado unas gestiones en Madrid y se tuvieron que cancelar los compromisos con el artista murciano. Se acordó en cabildo hacer el encargo el escultor Enrique Pérez Comendador, con plena libertad para la ejecución de su obra.

perez comendadoresposa

La noche del 4 de Abril de 1.943 llegaba la nueva imagen al local de la cofradía con la natural expectación de los hermanos. Una vez desembalada por el mayordomo guardalmacén D. Joaquín González se procedió a desalojar el salón para vestirla, labor que realizó la esposa del Hermano mayor al haber fallecido recientemente la camarera Dña. Clara Ros Lizana. Permitido el acceso a los presentes, estos no se atrevieron a opinar, aunque había admiración en unos y decepción en otros, se dice que era fiel retrato de su esposa, Magdalena Leroux, pero en general no había gustado. A la mañana siguiente fue trasladada al templo de Sto. Domingo para su bendición. Al no disponerse de una corona adecuada, la Junta de Gobierno del Santo y Real Hospital de Caridad cedió una de la Virgen de la Caridad. Este año figuró delante del trono de la Virgen el artista Pérez Comendador.

virgen3

En 1.944 por la Casa del Niño Jesús de Valencia fue realizada la corona actual, basada en la desaparecida, que luce pedrería fina, obsequio de particulares, gracias a la iniciativa de un grupo de hermanas que fueron solicitando donativos de objetos de plata y en metálico. También fue confeccionado el puñal que la imagen lleva en el pecho; ambos con un baño de oro. Esta corona, junto con la que luce el Jueves Santo Ntra. Sra. de la Esperanza que fue realizada en 1.954, fue restaurada en 1.989.

La búsqueda de un nuevo escultor para una nueva imagen, era una tarea muy problemática y dificultosa, por cuanto la nostalgia de una imagen salida del taller de Francisco Salzillo y desaparecida para siempre, parece que obligaba a una reconstrucción casi idéntica con la finalidad de borrar y eliminar las huellas de la tragedia española. Eran conceptos e ideas legítimos y lógicos, pero el reto y la solución eran insoslayables, si se juzga con la perspectiva que ofrece el paso del tiempo transcurrido desde aquellos acontecimientos. No obstante, nada más lejos de la realidad, pues, no faltó voluntarismo, sensibilidad y conocimiento. Por eso, se acudió, a instancias de D. José de la Figuera y Calín, Marqués de Fuente el Sol, Hermano Mayor de la Cofradia California, a ofrecer la encomiable empresa de reconstruir el Miércoles Santo cartagenero a Mariano Benlliure y Gil, que habría de convertirse así en el renovador de la Cofradia California.

benlliure 

Autorretrato en escayola de M. Benlliure.

Era lógico, además, que la Cofradia del Prendimiento no viera más camino a seguir que obtener la colaboración, de uno de los maestros más considerados y consagrados del momento, porque “con su renombre y fama de gloria del pasado “ Benlliure, al ejecutar gran parte de las imágenes religiosas de la posguerra española, daba toque de validez artística que ennoblecía la temática entonces en boga. Hay que ver por tanto, la actitud de los californios de la intención de comprender que era precisamente Benlliure el artista que
mejor podía responder a sus necesidades y aspiraciones, ya que “ desde el punto de vista social, su renombre “ seguía “ vigente frente a los imagineros que entonces trabajaban en el país y por ello la Cofradías con ciertas Posibilidades económicas “ querían a toda costa que fuera él quien tallara sus imágenes.

En definitiva, el arte de Mariano Benlliure, de ricos perfiles y modelado nervioso, era el mejor intérprete del ambiente dieciochesco en el que se fundó la Cofradía California. Benlliure tenía un concepto de la imagen que era un compendio de gestos y actitudes dramáticas más de la línea de la tradicional escuela levantina.

El artista visitó Cartagena en 25 de marzo de 1.941 para efectuar directamente la entrega del Cristo de la Fe a la Marina, durante su estancia en la ciudad departamental Benlliure tuvo la ocasión de apreciar las imágenes de Salzillo de los Cuatro Santos cartageneros: Leandro, Fulgencio, Isidoro y Florentina. De esta última afirmó, después de contemplarla, “ que era una de las obras más inspiradas que conocía del gran imaginero “. Al final, el Marqués de Fuente el Sol, en nombre de la Cofradia California, concedió a Benlliure la medalla de la
hermandad y el título de Mayordomo Honorario.

Conviene recordar que Mariano Benlliure era un artista cuyas obras por su número asombraban a sus contemporáneos; se había convertido en el escultor preferido de la burguesía española.

Preguntado Benlliure en 1.942 acerca de la escultura española de la época, hizo una clara reivindicación de los grandes artistas del barroco. Montañés, Mena Gregorio Fernández y Salzillo eran para Benlliure las claves de la escultura española y sus maestros más representativos, a los que necesariamente volvía la vista en un momento de fervor católico que había de animar la reconstrucción de un patrimonio lamentablemente desaparecido.

A pesar del lugar controvertido y polémico que ocupa Benlliure en la historiografía, con opiniones divididas entre encendidos apologistas y enervados detractores, resulta fácil entender porqué la Cofradia California buscó al valenciano para la reconstrucción de sus grupos.

virgen4 

Maqueta en escayola busto Stma. Virgen Primer Dolor.

( M. Benlliure).

Por su parte, la admiración que sentía por la obra de Salzillo, tema ya comentado, era suficiente razón de peso como para pensar que Benlliure podía ser el artista que demandaban.

Fue en 1.946 cuando Mariano Benlliure realiza la imagen del Primer Dolor, cuyo encargo había estado envuelto en la polémica anteriormente mencionada. Tras una primera escultura ejecutada tres años antes, es a instancias del marqués de Fuente el Sol, cuando se hace esta obra entresacada de un grupo denominada las Tres Marías que había iniciado en 1.931 para Zamora y que por diversas circunstancias no terminó hasta los años cuarenta, pero para procesionar en Crevillente. Ha de comprenderse la dificultad ya comentada a la que habría de enfrentarse el artista para realizar la escultura de la Virgen California .No se olvide que en el ánimo de todos pesaba considerablemente la talla que dos siglos antes había ejecutado Salzillo y que la comparación era obligada la resistencia de Benlliure a trabajar en esta obra, pues era consciente del concepto que todos tenían de la Dolorosa levantina. La devoción y la leyenda habían convertido a la imagen de Salzillo en una escultura Mítica y el reto era enorme. En este caso Benlliure hizo una pieza en la que el drama y el dolor expresados en el rostro, así como la fuerza que refleja está muy lejos de lo que había hecho el imaginero murciano.

La imagen por ser realizada un año anterior a su fallecimiento, tenia poco delimitada la dentadura, por lo que el escultor Sánchez Lozano a instancias del mayordomo D. Balbino de la Cerra se la retocó.

En 1991, el escultor José Hernández Navarro realizó un proceso de limpieza, excepto en los dedos de las manos por deseo de la junta directiva de la agrupación.

virgen5 

Imagen Stma. Virgen Primer Dolor. (M.Benlliure 1.946)

foto

virgen6 

Foto Virgen con corona V. Caridad.
Twitter Facebook Youtube
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. POLITICA DE COOKIES