Valida el envio de todos los campos del formulario

Agrupación de la Santísima Virgen. Cofradía California

Top of Page
Menu

ENRIQUE PÉREZ COMENDADOR.

Cesar Velasco Morillo. Director del Museo Pérez Comendador-Leroux.Hervás.Cáceres.

EL ESCULTOR ENRIQUE PÉREZ COMENDADOR (Hervás (Cáceres), 1900- Madrid, 1981).

La vocación imaginera de Comendador nace en la Sevilla de principios del XX:  “Joaquín Bilbao y la Escuela sevillana fueron mis primeros maestros, de allí el fundamento de lo que soy y hago, el oficio de modelar, tallar y policromar”. “Me formé dentro de la gran tradición de la escultura sevillana y de la obra de los grandes maestros: Mercadante de Bretaña, Pedro Millán, Torrigliano, Martínez Montañés y Mesa marcaron su huella, luego estudié la otra gran escuela nacional, la castellana: Berruguete, Juni y Gregorio Fernández”.

           Entre las primeras obras de carácter religioso, todavía niño,  el mosaico de la Inmaculada en la C/ de la Pimienta en Sevilla y la Inmaculada en barro, firmada “E.Pérez”, boceto presente en la colección del  Museo Pérez Comendador-Leroux en Hervás y  un relieve de San Cecilia, con el que obtiene uno de sus primeros premios. Tras ser pensionado junto a Alfonso Groso y Santiago Martínez por el Ayuntamiento de Sevilla, continúa estudios en Madrid con Miguel Blay y Fábregas, acomete el encargo de los retratos de la familia del Duque del Infantado y realiza algunas obras religiosas: un busto de Nazareno, recogido en la prensa madrileña y sevillana (1919-20), un Cristo para el Marqués de Riscal y Panteón de la familia Gómez Lerma.

En 1923, Comendador, en colaboración con  Joaquín Bilbao, talla y policroma el Ángel de la Oración del Huerto, para la Hermandad de la Oración de Jesús  en el Huerto, con sede en la Iglesia de la Merced de Huelva, que saldrá en procesión por primera vez,  el Jueves Santo, 29 de marzo de 1923. En 1921-22 Comendador había participado,  junto a J.Bilbao, en el Monumento a San Fernando en la Plaza Nueva de Sevilla, con una escultura de Alfonso X El Sabio, en ese mismo año participó en la exposición de escultura policromada con una talla de cuerpo entero, estofada y policromada, de María de Arteaga, Marquesa de Laula, hija mayor del Duque del Infantado, que fue portada de ABC.  Exposición con la que, la organización  pretendía la recuperación y revitalización de la escultura policromada en España. En 1924 obtiene 1ª medalla de tercera clase con un busto de  “Mimí Roy” y el retrato en madera policromada de Luís de Foronda  y participa en la Bienal de Venecia. En 1930, segunda medalla y en 1932 1ª medalla en las Exposición Nacionales de Bellas Artes, con “Saliendo del baño”.

 En 1931 Comendador contrae matrimonio en París con la pintora francesa Madeleine Leroux Morel, nacida en el seno de una familia de artistas, Magdalena será considerada siempre por el escultor como su gran compañera y colaboradora.

A finales de su pensionado en Roma (1934-39,  toma cuerpo en Comendador, la idea de crear un grupo de artistas: pintores, escultores y arquitectos, con capacidad rectora y retoma  la obra religiosa, utilizando materiales y técnicas diversos.  Madre española y la serie de Dolorosas, hoy en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid y en su museo en Hervás. En 1935 obtuvo Premio Nacional de Escultura con un relieve mitológico, “La muerte de Adonis” y  dispuso de sala individual en la Bienal de Venecia de 1938, junto a Ignacio Zuloaga.

En 1940 con San José para Huelva, se inicia una nueva etapa en su trayectoria, en la que se aleja de los desnudos romanos para convertirse en escultor de santos, conquistadores y personajes históricos, esta década quedará marcada por la obtención de la Cátedra de modelado del natural en la Escuela Central de San Fernando (1941) o  el nombramiento de Imaginero de Honor por la Academia de Santa Isabel de Hungría en 1949. En los primeros cuarenta realiza la talla en madera policromada de San Sebastián para Huelva, Sagrado Corazón para Avilés  y la Virgen del Primer Dolor para la Cofradía de los Californios de la ciudad de Cartagena, de la que, este 2018, se cumple el 75 ANIVERSARIO, obra que será sustituida en 1946 por otra de Mariano Benlliure. De las mismas fechas que la Virgen del Primer Dolor, de un patetismo contenido, al igual que la Dolorosa del Museo de Valladolid, aprendido en Mena y Martínez Montañés, el Cristo de la Buena Muerte para Valverde del Camino, una de las tallas policromadas más logradas de Comendador, deudora del Cristo de los Cálices.  Obras en las que se hace presente el ideario artístico del escultor extremeño: “Busco las formas claras, rotundas y serenas” y  en las que la prensa  del momento quiso ver el resurgimiento de la tradición imaginera española en las diestras manos de Comendador.

El Santo entierro, para la Cofradía de San Fernando de Santander (1948-1951), comienza a imaginarlo durante su viaje y estancia en Egipto, invitado por Georges Remond junto a otros artistas europeos, donde impartió un curso de “policromía en  escultura” en la Escuela de Bellas Artes de El Cairo. La indumentaria tradicional, las telas de lino o algodón que permitían al escultor adivinar la belleza y sensualidad del cuerpo humano insinuado bajo las túnicas,  tendrá su traducción plástica en las ocho figuras del paso, que contará con su inequívoco autorretrató en la figura de José de Arimatea y con el retrato  de  Magdalena Leroux en la de María Cleofás.

                 San Pedro de Alcántara para la Plaza de Santa María de la ciudad monumental de Cáceres, -  la talla en madera se expone en la sala de imaginería del Museo Pérez Comendador-Leroux, el Sagrado Corazón para Serradilla (Cáceres), Santiago apóstol para la Catedral de Bilbao y la Despedida de Jesús para la Semana Santa de Zamora, son los hitos de la producción imaginera de Comendador marcada por una policromía muy atenuada,  en la década de los cincuenta. Años de controversia en torno al Arte Sacro y el Proyecto de la Basílica de Aranzazu, junto la  irrupción en el panorama artístico español de las corrientes expresionistas y abstractas, también en el ámbito religioso y que motivará la reacción de artistas que se postularon como garantes de la tradición. Comendador será nombrado Académico electo de la Real Academia de San Fernando en 1955, su recepción pública tuvo lugar el 20 de enero de 1957 con la lectura del discurso titulado: “De escultura e imaginería elogio de la maestría” contestado por  el Marqués de Lozoya.

                La Virgen de la Merced para Almería,  la Virgen de la Luz para Puentes de García Rodríguez en A Coruña e Inmaculada Asumpta para la Iglesia de San Agustín en  Madrid; la nueva versión en madera policromada de San Pedro para El Convento de El Palancar en Pedroso de Acím (Cáceres) y la estela en bronce para Alcántara, hablan de su obra religiosa en los sesenta, fechas  en las que el escultor extremeño acomete algunas de las obras monumentales más conocidas y abre su presencia en América:  Pedro de Valdivia, figura ecuestre en la Plaza de Armas de Santiago de Chile, Monumento a Hernando de Soto en Bradenton (Florida), Fray Juan Ramos de Lora para la Universidad de los Andes en Mérida (Venezuela),  Monumento al Guadiana en Don Benito o Monumento a Ramón Gómez de la Serna en Madrid.  Director de la Academia Española en Roma de 1969 a 1974, a ella volverá a finales de los 70, tras su viaje a Asís, y allí realiza el primero de los bocetos de la escultura monumental en bronce de San Francisco de Asís, hoy en la fachada principal del Real  Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe en Cáceres, obra inaugurada por los Reyes de España en Octubre de 1978, durante los actos del Cincuentenario de la Coronación de la Virgen de Guadalupe como Reina de la Hispanidad.

                                                                                                              César Velasco Morillo

                                                                              Director del Museo Pérez Comendador-Leroux

 

 

ENRIQUE PÉREZ COMENDADOR.
Twitter Facebook Youtube
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. POLITICA DE COOKIES